Tutela colectiva del derecho al trabajo de abogados y abogadas con matrícula en mora. Rechazo de la demanda por ausencia de “causa o controversia”. No hay problemas de acceso individual a la justicia ni interés estatal que proteger (*FED)

El 30 de noviembre de 2020 el Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo N° 3 dictó sentencia en “Asociación Civil Encuentro de Abogados Independientes (EAI) c/ Colegio Público de Abogados de la Capital Federal s/ Amparo Ley N° 16.986” (Expte. N° 10161/2020), rechazando la demanda promovida con el objeto de obtener la rehabilitación de la matrícula profesional de “la totalidad de los abogados que fueron suspendidos mediante Resolución de Presidencia de fecha 6-5-2020 por hallarse en mora en el pago de las cuotas anuales correspondientes a los períodos 2017/2018, 2018/2019, 2019/2020 (o anteriores)” (escrito de demanda acá).

El fundamento del rechazó fue la ausencia de “causa o controversia”, explicado en los siguientes términos:

“VI. Pues bien, en el sub examine no concurren los requisitos necesarios que permitan instar esta jurisdicción mediante un procedimiento colectivo, pues no se configura acabadamente la condición de que exista una “causa”, “caso” o “controversia” que deba ser atendida por un carril semejante.

Ello en razón de que no se advierte que los integrantes del colectivo cuya representación se pretende asumir puedan ver afectado su derecho de acceso a la justicia si la cuestión no es planteada por la asociación actora en el marco de una acción colectiva.

En tal sentido, resulta inatendible lo argumentado por la amparista en punto a que los letrados que fueron suspendidos “no pueden iniciar un amparo individual en este momento debido a las medidas de aislamiento dispuestas por el Poder Ejecutivo”. En efecto, la CSJN ha emitido distintas acordadas que han permitido el inicio y trámite de las causas judiciales de modo remoto durante la vigencia de la feria extraordinaria y con posterioridad a ella.

A lo que cabe añadir que, actualmente, en la Ciudad de Buenos Aires, los abogados se encuentran autorizados a circular libremente para el ejercicio de su profesión (decreto GCBA 384/20).

Tampoco se aprecia—a diferencia de lo resuelto por este Juzgado en el invocado precedente “Oszust”— que se trate de un supuesto que ponga en evidencia un interés estatal relevante para su protección, que cobre preeminencia por sobre los intereses individuales de cada afectado.

En suma, las circunstancias de cada uno de los profesionales de la abogacía, alcanzados por la medida aquí impugnada, se presentan como estrictamente subjetivas y por lo tanto difuminan la comunidad en el agravio que impone la jurisprudencia de la Corte Suprema.

Corresponde pues concluir que no se encuentran cumplidos los recaudos para hacer viable una acción colectiva en los términos de la doctrina sentada por el Máximo Tribunal”.

Sentencia completa acá.

Autor: Francisco Verbic

Abogado y Profesor de Derecho

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s