Tutela colectiva del medio ambiente: la Corte de Justicia de Salta confirmó la sentencia estructural en el caso por la contaminación del Río Arenales e impuso las costas a las demandadas vencidas (*SAL)

En fecha 26 de octubre de 2018 la Corte de Justicia de Salta dictó sentencia en “Mercado, Amelia Emilia y otros c/ Municipalidad de la Ciudad de Salta, Provincia de Salta, Marozzi  S.R.L. – Amparo – Recurso de Apelación” (Expte. Nº CAM 380.533/12 – CJS 37.896/15),  confirmando por mayoría la sentencia de fondo que había ordenado “a los codemandados Provincia de Salta, a la Municipalidad de la Ciudad de Salta y a CoSAySa, a confeccionar, presentar y ejecutar un Plan de Manejo del Río Arenales, un Plan Sanitario de Emergencia, y un Plan de Monitoreo en los plazos, con los objetivos y las pautas enumeradas en el considerando VIII”. Asimismo, la decisión condenó “a la razón social Néstor A. Marozzi S.A. a retirar los metros necesarios de avance de su propiedad, para que los límites del inmueble Catastro 88.825 del Departamento Capital coincidan con los estribos del puente sobre la Avenida Tavella y, de corresponder, oportunamente retire la franja de terreno que eventualmente surja luego de fijada la línea de ribera, todo ello en un plazo no mayor de 60 días corridos del dictado de la presente” (ver esta decisión acá).

Asimismo, la CJS revocó la imposición de costas por su orden y las impuso, por todas las instancias, a las demandadas vencidas.

La apelación de Néstor A. Marozzi S.A. fue rechazada por insuficiente “pues esta ha omitido efectuar una crítica concreta y razonada de los fundamentos del fallo, limitándose a proponer una solución distinta”.

En la misma línea, respecto del recurso de apelación del representante de la Provincia de Salta afirmó que “revela sólo una divergencia con lo considerado y resuelto en la sentencia que se impugna, y no alcanzan a demostrar los vicios que se le atribuye, ni el supuesto apartamiento de lo decidido por este Tribunal en el pronunciamiento de fs. 347/368, ni la pretendida afectación del principio de división de poderes”.

Sobre esta última cuestión, siempre delicada en este tipo de casos, a mayor abundamiento el tribunal señaló que “Tampoco se verifica la vulneración del principio de división de poderes que la Provincia atribuye al fallo apelado. En efecto, lo resuelto por el “a quo” se encuentra orientado a los resultados de saneamiento y prevención de futuras inundaciones y contaminaciones, pero no determina los procedimientos a desarrollar, los que serán definidos por los organismos involucrados, pues el planeamiento y ejecución compete a las autoridades de aplicación; razón por la cual el fallo recurrido no ha invadido facultades de otros poderes. Ello es así, sin perjuicio del control y seguimiento jurisdiccional que pudiera corresponder”.

En cuanto a las costas del proceso, se sostuvo que “tratándose el amparo do un trámite indiscutiblemente bilateral y contencioso, con una parte actora y otra demandada, procede aplicar, en materia de costas, la regla procesal del art. 67 del C.P.C.C., que las hace soportar al perdedor siguiendo el principio objetivo de la derrota (cfr. esta Corte, Tomo 85:521; 184:987; 216:641, entre otros).

Por lo demás, cabe señalar que para apartarse del mencionado principio y disponer la exención de costas al vencido, deben expresarse fundamentos suficientes que demuestren lo injusto que resultaría su imposición a esa parte, tales como la configuración de una situación compleja o dificultosa, la novedad de la cuestión, la existencia de doctrina y jurisprudencia contradictorias, el cambio de las mismas y la ausencia de previsión legislativa, entre otras (cfr. esta Corte, Tomo 79:1027; 80:117; 208:175); extremos que no se verifican en la especie, pues la falta de la necesaria especificación de las singularidades del caso, de los distintos pronunciamientos a los que refiere y de las supuestas conductas disvaliosas que atribuye a indeterminados vecinos (v. fs. 915 punto IX), no permite tener por cumplida la exigencia de fundar adecuadamente la excepción al principio objetivo de la derrota en materia de costas”.

Sentencia completa acá.

Más información sobre el caso acá.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s