Revocan rechazo in limine y ordenan dar trámite al amparo colectivo por la situación del restaurante La Aguada (*BA)

En fecha 4 de Febrero de 2016 la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de La Plata dictó sentencia en autos “Esnal, Daniel Alejandro c/ Instituto Cultural de la Pcia. de Bs. As. s/ Amparo” (Expte Nº 18090), revocando por mayoría (Spacarotel y Milanta, disidencia de De Santis) el rechazo in limine decretado en primera instancia y ordenando continuar con la tramitación del proceso.

Según se desprende del fallo “El juez a quo decide rechazar, en los términos del art. 8° de la ley 13.928, la acción de amparo incoada, toda vez que –advierte- ella se dirige contra una orden de desalojo dictada en los autos caratulados “Pereira, José Luis y otros c/Restaurante 50 SRL s/desalojo” en trámite ante el Juzgado en lo Civil y Comercial N° 21 de La Plata (cfr. res. de fs. 60/vta.)” (considerando I del voto de Spacarotel).

Receptando favorablemente los agravios de la actora, la mayoría de la CCA sostuvo que “dadas las condiciones de autos y en esta oportunidad procesal, con especial ponderación de la lesión concreta que se aduce a los derechos constitucionales que en el sub lite se denuncian afectados, estimo que no corresponde cerrar el acceso a la justicia si, prima facie, concurren las condiciones para ello (conf. arts. 15, 20 inc. 2°, Const. Prov.; arts. 1 y concs., ley 13.928 -texto cfr. ley 14.192-)” (considerando II del voto de Spacarotel).

El tribunal recordó importantes principios en materia de acceso a la justicia y admisibilidad de este tipo de procesos constitucionales, señalado que “el rechazo in límine de la acción de amparo, que autoriza el artículo 8 de la ley de la materia, sólo es viable ante la hipótesis de notoria improcedencia –de allí que ha de ser el resultado de una valoración de extrema prudencia (conf. doctr. de esta Cámara, causa Nº 86, “Valot”, sent. del 22-III-05 y sus citas)-, corresponde acceder a la impugnación del amparista, en ese punto. Es que tal como surge de la doctrina de la Suprema Corte, ese carácter de notoriedad en lo que hace a la inadmisibilidad, debe reservarse para aquellas hipótesis en que no es necesaria mayor indagación, atento lo ostensible de las circunstancias, que claramente hacen ociosa cualquier verificación de lo fáctico y/o de lo jurídico. El criterio rector en torno a la facultad que se otorga al juez en esta etapa procesal, es que ella debe actuarse con la mayor prudencia y cautela (doctr. SCBA causa L. 84.284, sent. 18-XII-02, del voto del Dr. De Lázzari)” (considerando II del voto de Spacarotel).

El caso seguirá su trámite ante el Juzgado de Garantías N° 4 del Departamento Judicial de La Plata, ya que la CCA rechazó la apelación en cuanto cuestionaba el rechazo de radicación del expediente ante el Juzgado Civil y Comercial Nº 21 de dicho Departamento Judicial, donde tramita el desalojo del inmueble.

Texto completo disponible acá.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s