Principios preventivo, precautorio y de progresividad ambiental: la SCBA ordena suspender cautelarmente la vigencia de la Ley provincial N° 14.516 (*BA)

En fecha 28 de octubre de 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires dictó una medida cautelar en los autos “Asociación para la Protección del Medio Ambiente y Educación Ecológica 18 de Octubre c/ Provincia de Bs. As. s/ Inconstitucionalidad Ley N° 14.516” (Expte. N° I-72.760) por medio de la cual dispuso suspender la vigencia de la Ley N° 14.516 por considerar que dicha norma puede afectar los recursos naturales de la Provincia de Buenos Aires al reducir la protección acordada oportunamente a la parte de la reserva natural Laguna de Rocha, ubicada en el Partido de Esteban Echeverría.

La SCBA comenzó destacando que “el examen de los requisitos a los que se halla sujeta la procedencia de las medidas cautelares es particularmente estricto en el ámbito de la acción originaria de inconstitucionalidad, atento la presunción de constitucionalidad de que gozan las leyes” (considerando IV.1.), para luego señalar que “las circunstancias excepcionales que habilitan la protección cautelar se encuentran configuradas”.  Ello así por cuantoEn atención al alcance de la ley cuestionada, que dispone desafectar un área que compone el ecosistema declarado “Reserva Natural Integral y Mixta”, resulta verosímil la alegación efectuada en la demanda en punto a la concreta probabilidad de vulneración al art. 28 de la Const. prov. Las normas y medidas que establecieron un determinado marco de protección ambiental del ecosistema de la denominada Laguna de Rocha han dejado de regir sobre las parcelas descriptas; circunstancia que puede constatarse mediante la simple comparación entre el texto de una y otra normativa (v. fs. 31/32 y fs. 33/34). De este modo, se advierte que el principio de progresividad que rige la materia ambiental -y el de no regresividad al que contiene- resultaría afectado por la mentada desafectación, instrumentada por la ley cuestionada en autos” (considerando IV.2.a.).

Con relación a la verosimilitud en el derecho el fallo también afirmó que“Las reformas legislativas en el ámbito de la protección del ambiente requieren de un examen y justificación razonables de los cambios introducidos así como de los impactos que ellos habrán de causar.  En el marco de esta etapa inicial del proceso, dicho test no arroja un resultado satisfactorio. Como se señaló, la única razón por la que se decidió excluir de la protección a parcelas involucradas estriba en la consideración de los títulos precarios otorgados por autoridades nacionales a dos clubes de fútbol; circunstancia que, teniendo en cuenta la índole de los derechos en juego, prima facie no se erige como una justificación suficiente para la segregación de las parcelas del régimen protectorio. De este modo, la norma cuestionada se exhibe incompatible con el estándar fijado por el citado art. 28 de la Constitución provincial, haciendo necesaria la instrumentación de medidas preventivas” (considerando IV.2.b.).

En lo que respecta al peligro en la demora, la decisión efectuó un balance entre los perjuicios que podrían derivarse tanto del hecho de hacer lugar a la medida cautelar peticionada como de rechazarla. Como resultado de esta ponderación acordó preeminencia a la tutela del medio ambiente por sobre el derecho de Racing Club y Club Atlético Boca Juniors para realizar obras sobre los predios que habían sido cedidos por el Estado nacional y que mediante la Ley impugnada se desafectaban de la reserva (según surge del fallo, unas sesenta y cuatro hectáreas).

En este sentido la SCBA sostuvo que “es preciso indagar tanto el gravamen que podría producirse si la ley cuestionada fuera declarada inconstitucional como aquel que resultaría de la paralización temporal de los efectos de dicho acto, en el supuesto de arribarse a una sentencia adversa a la pretensión [citas internas omitidas]. En este terreno, la prevención tiene una importancia superior a la que se otorga en otros ámbitos, ya que la agresión al medio ambiente se manifiesta en hechos que pueden provocar por su mera consumación un deterioro cierto e irreversible, de tal modo que permitir su avance y prosecución puede conllevar una degradación perceptible de la calidad de vida de los seres humanos. En virtud de ello, tratándose del posible gravamen o afectación del ambiente, la ponderación del peligro debe efectuarse a la luz de los principios preventivo y precautorio, propios de la materia conforme el art. 28 de la Constitución de la Provincia; art. 41 C.N. y 4 de la ley 25.675″ (considerando IV.2.c.).

Sobre tales premisas el fallo hizo lugar a la medida peticionada, por mayoría, “hasta tanto se dicte sentencia definitiva en este proceso” (el voto del Dr. Soria, que resultó minoría en este punto, propuso extender “inicialmente su vigencia por un lapso de seis (6) meses, contados desde la notificación de esta resolución a la demandada; plazo que podrá ampliarse, a la luz de la situación de hecho y de derecho existente en cada momento, de oficio o a petición de parte interesada”, considerando V.). Asimismo, citó de oficio como terceros en los términos del art. 90 inc. 1° del CPCC a Racing y Boca por considerar que “la sentencia a dictarse en este caso podría afectar directamente la esfera de [sus] intereses” (considerando VI.).

Fallo completo acá, y texto de la Ley N° 14.516 acá.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s